19 octubre 2014

Mi Relato Gay [part 4]

Originalmente se escribió el 29 de octubre del 2013:

De mi casa, regresé a BYU, y fui llamado a ser el secretario ejecutivo del barrio. En un barrio de puros estudiantes al principio de un semestre, estuve ocupadísimo. Fijaba citas con el obispo para los miembros del barrio cada día, les mandaba mensajes de texto, correos electrónicos, y los llamaba por teléfono. El obispado se reunía varios días de la semana al principio del semestre, y los domingos eran maratones.

Mis calificaciones en la universidad sufrieron por la primera vez in mi vida, y además hubo unas inundaciones y tuve que limpiar una casa que cuidaba. A pesar de todo esto, me alegraba poder servir en esta capacidad. Con tiempo, agarré las responsabilidades bien, y se recuperaron mis calificaciones. El chiste es que no tuve tiempo para enfrentar mi experiencia de tener la atracción al mismo sexo. Me sentí sostenido en el llamamiento, pero en esa otra parte de mi vida, me sentí abandonado. Me sentí como si Dios hubiera dicho Sí, tienes razón, Dan. Es éste tu desafío. Ponte a trabajar y supéralo ya. Me sentí atascado, solito. Duró esto varias semanas del semestre. Me sentí agüitado espiritual y emocionalmente.

Estoy estudiando la informática, con una énfasis en la bioinformática. Siempre me ha fascinado el cuerpo humano y cómo funciona. Las células, las moléculas, y todas las interacciones están programadas en la ADN, el código de la vida. Estoy convencido de que Dios es el mejor programador. Pero a veces nuestro código se modifica, y a veces se introducen errores como los defectos, las enfermedades, la cáncer, etcétera. Quería yo estudiar cómo y por qué suceden éstas. Quería estudiar qué tanto afectan los genes al ser gay. En una clase de bioinformática, se nos asignó pensar en un tema que podíamos estudiar en un proyecto de investigación científica.

El día que se nos requirió entregar nuestro tema elegido, me sentí nervioso. ¿Cómo puedo hacer esto? El profesor comenzó anunciando los nombres de los estudiantes de la clase. Teníamos que anunciar nuestro tema elegido a toda la clase para formar grupos. Me latía el corazón bien fuerte.

El profesor procedía en orden alfabético con los apellidos. La B. Ya viene. ¡Yo sé que me va a llamar pronto! ¡¿Qué voy a decir?! Quiero estudiar esto, pero ¡no quiero que sepa nadie! Sigue el profesor.

"Pues...soy hombre gay."

¡HÍJOLES! ¡¿Qué hice?! Se me para el corazón. ¿Cómo pude haberme traicionado así? ¡No es justo!

El profesor responde "entonces, el tema es la biología de la homosexualidad". Lo miro, pero no me mira él. Está hablando con otro hombre en la clase -- Jimmy. ¡¿Este...Cómo? Qué pasó?! me pregunto.

Ese hombre respondió que sí. Sigue el profesor. "Dan Bunker". No lo puedo creer! A fin de cuentas, no me había traicionado! Le dije al profesor que me agregara al grupo anterior. Sigue el profesor. Otro hombre también se unió al grupo. No lo puedo creer! Hay otro hombre gay en esta clase de genética en BYU, y él ya está fuera del clóset! Y el otro hombre del grupo no es gay, así que nadie me sospecha por asociación, y puedo estudiar lo que me interesa porque Jimmy lo dijo.


Mi grupo el la clase: Jimmy, Yo, Scott. ¡Adivina el heterosexual!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Déja un comentario! Aunque sea sobre la gramática...el español es mi segundo idioma, así que ¡ayúdame!